Seleccionar página
OBRAS

Amapolas

 

 

 

 

 

“- ¿Cuál es el verdadero carácter de la belleza?

 

– Paso- le respondí con brusquedad.

 

– En la vida hay cosas que pueden realizarse y otras no -dijo mi abuelo-. Las que se materializan, las olvidamos enseguida. Sin embargo, las que no podemos realizar, las guardamos eternamente dentro de nuestro corazón como algo muy preciado. Éste es el caso de los sueños o de los anhelos. Me pregunto si la belleza de la vida no residirá en nuestros sentimientos respecto a aquello que no se ha cumplido. Que no se haya realizado no quiere decir que se haya malogrado inútilmente. Porque lo cierto es que ya se ha materializado como belleza.” 

Kyōichi Katayama, Sócrates in love

 

La amapola es una flor salvaje y delicada. Ha sido usada desde hace mucho tiempo como símbolo de paz, sueño y muerte. Es una flor especial. No permite ser cortada, se descompone y deshace rápidamente. El brillante colorido y vibración que presenta en el campo no aguanta ni siquiera unos minutos en nuestras manos. Si queremos conservarla, conseguir que permanezca, será necesario elaborarla, trabajarla de tal forma que no se estropee… transformarla al fin y al cabo… como el enamoramiento puede ser transformado en amor… y permanecer.

El amor y la belleza son los dos retos fundamentales del ser humano y lleva toda una vida comprenderlos.

La belleza repara.